Cofrardia del Espiritu Santo en San Francisco de Macoris




Si hay una fiesta muy antigua y dispersada por toda la isla es la de la del Espíritu Santo, cuya celebración está encabezada por varias cofradías (organizaciones/hermandades) a lo largo del país. Las más conocido en estos tiempos la de villa mella con sus Congós y la Cofradía del Espíritu Santo cual los ejecuta. Gracias a la Unesco la cofradía del Espíritu Santo en Villa Mella tiene reconocimiento mundial. A la misma vez no es la única en el país que se dedique al Espíritu Santo. Existían y todavía existen varias cofradías en la isla que también son del Espíritu Santo y tienen una similaridad tremenda a la de Villa Mella y vice versa. De las que todavía sobreviven estas.

* La Cofradía del Espíritu Santo de Cotui, viva y vigente, esta tiene un Rey que la procede,
* La Cofradía del Espíritu Santo de Villa Mella, también viva y vigente procedida por un Rey.
* La Cofradía del Espíritu Santo de San Juan la Maguana
* La Cofradía del Espíritu Santo de Las Matas de Farfán

En el Caso de San Francisco de Macorís de lo que yo se la Cofradía Ya desapareció aunque sus toques y personajes quedan vivos en algunos lugares y su memoria queda viva en el pueblo. San Francisco de Macorís está a una distancia muy cercana a cotui, son pueblos hermanos y vecinos, por ende las influencias han sido simbióticas.

Aquí esta una descripción de la Cofradía Del Espíritu Santo de San Francisco de Macorís, maso menos en la fecha de los 1940s.

   LA FIESTA DEL ESPIRITU SANTO EN SAN FRANCISCO DE MACORIS
Esta fiesta, cuya celebración comienza el viernes siguiente al viernes santo, se celebraba con entusiasmo en muchos pueblos y campos, pero ha desaparecido en al­gunos de ellos. Actualmente se sigue celebrando casi Co­nocido en épocas pasadas en Cotui, El Seibó, Villa Mella, entre otros.
Esta fiesta religiosa tiene en los pueblos donde se celebra sus Cofradías o Hermandades. Y es presidida por un Rey, como en Cotui o por una Reina, como en San Francisco de Macorís. En este pueblo era Pilar Tavera la Reina del Espíritu Santo. Ella mantenía viva esta tradición.
En su casa se bailaba con los atabales todos los viernes y sábado de la cuaresma, llamada cuaresma chiquita. Su humilde casita era de tablas de palma (palmera), techada de yaguas y el piso de tierra apisonada. Para estas fiestas ella la adornaba con guirnaldas de papeles de colores entretejidos, de las cuales colgaban fa­rolitos y banderitas, también de papel. Todos los sábados de la cuaresma del Espíritu Santo, salía la Reina Pilar, por la ciudad unas veces, por los campos cercanos otras, a pedir la limosna del Espíritu Santo, con las cuales se realizaban estas fiestas. Ella llevaba un cestito de mimbre lleno de flores de papel y una palomita de metal, emblema del Espíritu Santo, en medio de las flores.

Las fiestas comenzaban el primer viernes del Espíritu Santo con la música de los atabales. Mucha gente acudía, unos a bailar y otros a ver bailar. Había parejas que hacían derroche de elegancia bailando en un pequeño espacio con una cadencia y garbo admirables. Siempre los mejores bailadores eran personas mayores, dando la impresión de que el baile de los atabales no era Para jovencitos. Así se hicieron famosas algunas parejas de personas mayores, que cada año iban a bailar, como una devoción.
El sábado de Espíritu Santo, víspera de la fiesta, salía una procesión, encabezada por el Cura, a encontrar el Espíritu Santo; este venía desde un campo cercano a la ciudad, al toque de los atabales.
Los que venían del campo y los que iban con el Cura, se encontraban a la entrada de la ciudad, seguían hasta la iglesia; allí ponían en el altar la paloma del Espíritu Santo, donde permanecía hasta el día siguiente, domingo, cuando celebraban una solemne misa, cuyo acompañamiento era el de los atabales o Palos.
Terminaban estas fiestas con la celebración de misas durante tres días. El Último día, al terminar la misa salían en procesión hasta el cementerio, tocando los atabales.
En la puerta del cementerio se detenían y tocaban aires tristes, quejumbrosos; luego se dispersaba la multitud; así terminaban estas fiestas, para repetirlas el próximo año.
 Como se puede ver en este recuento de la Cofradía de Macorís hay muchos detalles asombros e importante, y muchos que son iguales en las otras cofradías. El Uso de la Paloma de metal es igual a Cotui que también se usa una paloma de metal, en San Juan y Las matas de Farfán la paloma es Cerámica, y en Villa Mella es la imagen de una Paloma dibujada adentro de un encaje. Así que se ve que está ligada a la de Cotui directamente. También la participación del Cura y de Tocar en la iglesia es igual a las otras hermandades del Espíritu Santo que tienen dicha tradición. En España una procesión tal altamente Africana nunca hubiese sido permitida, aquí se ve que nuestros viejos no comen pendeja como dicen por ahí; ya que sus expresiones Africanas sobrepasaban cualquier régimen impuesto por la Iglesia Católica. Otro detalle que es interesante es el terminar dicha fiesta en el Cementerio, esto tiene una importación grandísima. Ya que el cementerio es el camposanto de Todos los ancestros en la creencias Africanas y por eso dice “aires quejumbrosos y triste” Al llegar al cementerio dejaban de tocar palo de vivo y tocaban palo de muerto cuyo tempo es más lento y sus toques más complejos. Es una forma de honrar tal vez a los miembros de la Cofradía que ya habían fallecido. En las Religiones Africanas esto es un punto central.
 Pilar Taveras es muy importante ya que ella era la Reina de dicha cofradía, tambien era la Reina de Las Patronales de SFM, cuya dedicación es a Santa Ana (Anaisa) . 

 Aquí esta ella mencionada por el periodico "El Jaya".

Esta señora, se distinguió por llevar una vida de armonía con su comunidad, siempre alegre, con una eterna sonrisa, mujer iletrada, quizás por eso conocemos poco de ella, de la cual no quedó foto alguna; pero los que la conocieron la describen: mujer de baja estatura, cabellera abundante y recortada recogida por un cintillo, faz redonda, ojos oblicuos, nariz chata, boca grande, adornada por una eterna sonrisa, por tener una bella y perfecta dentadura; nunca dobló su espalda. Hoy, Pilar Taveras vive en el recuerdo. Mantuvo esa tradición como una leyenda. Mientras vivió casi un siglo, se le conoció como la reina popular, carecía de todo; pero le sobraba amor, solidaridad para sus conciudadanos. Cuentan que en su agonía pidió le tocaran los atabales, se reunieron de diferentes campos y distribuidos en diferentes lugares frente al cementerio tocaron durante 9 días después de su muerte donde el palo mayor con sonidos quejumbrosos parecía llorar.

Fuentes:

- De nuestro Lenguaje y costumbres, escrito por Consuelo Livier Vda German Ariza. --
- http://www.eljaya.com/200807-2/a-pilartaveras.php

Bono: Esta Fotos son de unos Paleros de SFM de los 1940s, no se para cual fiesta o la razon de la foto , cuando viene a ver eran de la cofrardia, pero no se.








Comentarios

Entradas más populares de este blog

Palabras de Origen Africano

Jablamo Maii en Ei Cibao? Oh Hablan Mal en España

Bohios, Casas de Yagua y Construcciones Tradicionales